El futuro del trabajo (decente): de la hegemonía a su crisis, de la centralidad exclusiva a una centralidad compartida (con los cuidados)

  • 2.1. Situación y perspectivas del trabajo decente
    1.4. Trabajo, personas y organización social
  • Autor: Carlos Prieto
  • Reseña:
    Para entender el sentido del momento actual del trabajo es preciso situarlo en dos contextos: el histórico y el de las relaciones de género. El trabajo es la denominación que recibe en los orígenes de la modernidad la actividad productiva realizada en y para el mercado. Su centralidad social no será efectiva hasta que, bajo la presión social de los movimientos obreros, se convierta en un trabajo socialmente regulado y políticamente protegido. Es así como se conforma con los rasgos del trabajo/empleo decente. A partir de los ochenta del siglo pasado se inicia su crisis con la emergencia del empleo precario, una crisis que conduce a la desintegración del ordenamiento social y que, consiguientemente, no puede ni debe convertirse en crónica. A partir de los setenta/ochenta del siglo pasado el trabajo sufre una segunda crisis o, más bien, una metamorfosis. Los movimientos feministas, al reivindicar la igualdad de género, reivindicarán una redefinición y revalorización del trabajo (remunerado) que implica el reconocimiento del valor del trabajo no remunerado de los cuidados con el cual habrá de compartir la centralidad social.
  • Tamaño: 211.74 KB
  • Descargas: 82